20 de setembre de 2013

De nuevo en marcha! hacia el Sur.

Media hora de autobús desde Almaty para ir a Medeu, un bonito paisaje montañoso que alberga un complejo de ski. Una pequeña excursión, picnic en un prado. El suave calor otoñal nos permite dar una siesta. De regreso, encontramos setas, rovellons, nunca hubieramos imaginado encontrarlos en Kazajastán!






Nos vamos de Almaty con cierta nostalgia, ha sido la ciudad en la que más tiempo hemos estado durante nuestro viaje. El siguiente destino es Taraz, a nueve horas en tren desde Almaty. De nuevo, paisajes interminables y poco poblados, una dura, seca y árida estepa que acompaña todo el sur de Kazajastán. Como siempre, los viajes en tren son tranquilos, con sus momentos para leer, escribir, comer, comunicarse con gestos con tus vecinos kazajos...aunque esta vez hemos pasado un mal rato con la policía del tren, que en cuanto han visto a dos turistas se les han puesto los ojos con lucecitas! pasaporte, registro de las mochilas y de la cámara...Afortunadamente todo ha acabado bien y sin pedirnos dinero a cambio, algo muy habitual por estas zonas....Habrá que irse preparando...









Llegamos a Taraz. En esta ocasión, solamente dos mausoleos de la época recuerdan que, durante los siglos XI-XII, la ciudad fue una importante parada de la ruta de la seda de la que, no queda absolutamente casi nada, gracias al paso de las tropas de Chinggis Khan. 
El día nos pasa entre el bazar, los recuerdos de la seda y una enorme y curiosa habitación de hotel de la época soviética que nos hace comportar de forma un tanto extraña...













2 comentaris:

Mary ha dit...

Hola nenes , por fin os he visto!!!
Un beso
Mama

MAMY ha dit...

Hola nenes por fin os veo en foto!!!!
Un beso
Mama